Elige tu peli de terror favorita de esta lista de clásicos y deja tu comentario


Vota la que más te guste de esta lista. deja un comentario con tu opinión o el título de tu peli favorita si no aparece en nuestra lista

Anuncios

Elige tu peli favorita de los 80


Los Leucocitos


Me he vuelto a pinchar con un alfiler perdido entre mi ropa y ha empezado a brotar de mi dedo corazón millones y millones de mi Yo repetido.

Podríamos saber casi todo a partir de una gota de mi exclusiva  e irrepetible sangre.  No está tan valorada como la de unicornio pero tiene muchas mas cosas que contar ( Lo aburrido que puede llegar a ser un unicornio, tienen poquísima charla).

A través de un microscopio puedo ver bailar miles de células que absolutamente  desconozco y ni siquiera podría recordar de vista. Bailan porque esa es la cualidad mas destacable de mi liquido elemento. Al ser la música uno de mis principales alimentos y al zamparme una ración diaria generosa tengo la sangre como el negro de Boney M, muy bailonga.

Ultimamente mi alimentación musical consiste sobre todo en conservas de toda la vida, de esas que no tienen caducidad, de esas que te solucionan un almuerzo o una cena. También estoy echando al carrito “Productos frescos de nuestra huerta”, cada día me gusta más descubrir nuevos sabores y así voy equilibrando mi menú musical diario.

Con mi sangre podríamos crear, con ánimo de hacer daño a la paz mundial, millones de clones de mi propia persona ( misión totalmente innecesaria para la humanidad) pero sería un gasto injustificable de materiales.

El microscopio es divertido los primeros cinco minutos después es como la Superbowl, y en este a caso a ninguna plaqueta se le va a salir una teta.

Completamente lleno de mi mismo, así me siento, un gran tetabrick químico, un surtidor de adn, uno miembro mas de esta franquicia humana.

Hoy he derrochado de un pinchazo un poco de este líquido tan preciado y tan necesario para poder seguir participando del juego. Ha goteado en el suelo, menudo porrazo se habrán dado los glóbulos y los leucocitos esos. ¿Leucocitos? igual lo utilizo como nombre artístico de mi grupo de pop electrónico, lo malo es que no tengo apenas nociones de electrónica.

 

 

Gotita cultural: Los leucocitos (del griego λευκός blanco y κύτος bolsa, de ahí que también sean llamados glóbulos blancos) son un conjunto heterogéneo de células sanguíneas que son los efectores celulares de la respuesta inmunitaria, interviniendo así en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos (antígenos). Se originan en lamédula ósea y en el tejido linfático.

 

 

La nueva encuesta sobre un tema de interés general


Participa y deja tu comentario

 

Mis pelis de terror Vol. 1


Con la cabeza tapada con una manta marrón seguía escuchando los aullidos y gritos de laboratorio que emitía esa niña desde su cama mientras un cura secote le daba la tarde a base de agua bendita.

Mis padres tuvieron el detallazo de alquilar en vídeo Beta cuando yo tenía 11 o 12 años la película “El Exorcista”. Creo que estuve casi dos semana durmiendo con la luz encendida, tampoco servía para nada porque yo estaba debajo del edredón.

La he visto muchísimas veces y no he superado el miedo. No le he perdido el respeto.

La niña daba muchísimo miedo pero a mí me daba mucho más miedo todo lo que no se veía. Y esa escalera eterna que suben y bajan los personajes en busca de una solución. Y los ruidos que venían de cualquier lugar de la casa e incluso la música de Mike Oldfield que se metía en la cabeza como una mala migraña.

Me pasó una cosa parecida por la misma época con “Posesión Infernal” ( la verdad es que los niños de aquella época manejábamos un material muy bueno). Había conseguido una copia del clásico de Sam Raimi como se conseguían este tipo de cosas en aquella época. Yo era socio de un videoclub de mi barrio, antes éramos socios del videoclub y te llevabas cada día una peli y los fines de semana dos, para eso habías comprado una peli de la que tú eras propietario (te había costado un huevo y la yema del otro) y la habías dejado en depósito en el videoclub.

Bueno, a lo que iba, en este videoclub había posibilidad de acceder a un circuito pirata de películas que no eran las que estaban en las estanterías, un bloc enorme con todas las portadas de esas pelis golosas que estaban de actualidad que el dueño del videoclub no estaba dispuesto a tener de una manera legal.

Allí estaba “Posesión Infernal”, la caratula de la peli ya te ponía los pelos de punta, la alquilamos mi primo y yo. Menuda nochecita nos pegamos, tengo que reconocer que no olvidaré la experiencia, aquella cabaña, la chica con los ojos en blanco, los gritos desde el sótano y aquel lápiz clavado en el tobillo.

A un grupo de chavales de 14 años le pones ahora “Posesión infernal” y se pegan unas buenas risas pero en aquella época mi primo y yo nos cagamos de miedo.

Esto os lo cuento porque a partir de ahí comenzó mi afición por el cine de terror, un genero en el que cada vez es mas difícil pasar miedo y hay que ver muchas películas para encontrar la que te vuelva a trasladar a aquel sofá donde yo me tapaba la cabeza con aquella manta marrón viendo “El Exorcista”.

Mi secreto


Un amigo, me contó una vez, que paseando por los estudios de Radio Televisión Española se topó de repente con Espinete colgado de un perchero. Ese día mi amigo perdió la inocencia. Se separó un poco más de aquel niño que fué. Menudo disgusto se llevó.

¿Quién no guarda en algún lugar escondidos los recuerdos de la infancia? Aquellos personajes que nos hicieron disfrutar, reir y llorar.

Yo encontré un pasadizo secreto que llega a todos ellos, fue sin querer.

En una gran estantería guardo todos mis libros y colecciones de Tebeos. Muchos tomos de Superhumor con las mejores aventuras de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape e incluso el limitadísimo Carpanta.

Fue al coger del lomo de una edición juvenil de La isla del tesoro cuando noté una vibración, me quedé paralizado, no sabía que hacer. Ya no había marcha atrás. Al seguir desplazándola de la estantería la sensación de movimiento era aún mayor. Sólo tuve que empujar y una luz del color del algodón dulce que venden en la ferias me cegó.

Una entrada secreta a mi pequeño y personal mundo.

Alguien peludo corrió hacia mi como un paparazzi loco cámara al hombro. Era Alf, no paraba de repetir insistentemente la única frase que recuerdo en mi memoria “Quiero comerme al gato del vecino”. Igual no la pronunció así en ningún capitulo pero el Alf que estaba en mi memoria solo se sabía esa frase.

De pronto un detective se me acercó y no paraba de hacerme preguntas: ¿Que andas buscando? ¿Quien ha pinchado el balón? ¿Porqué no estás en el colegio?.

Madre mía era Rocky Chaparro, uno de mis personajes favoritos de la infancia. Que grande era Torrebruno, nos hacía creer todos sus personajes y siempre con esa sonrisa picarona y de buena persona. Me sabía todas sus canciones, cogía la guitarra y nos volvía locos. ¿Cuantas veces vi en Video Beta su película “Rocky Carambola? Preguntárselo a mi madre que fué la persona que sufrió en sus carnes las canciones.

Parece divertido así contado, pero yo tenía miedito y sobre todo no quería molestar en mis recuerdos y que ellos desaparecieran para siempre.

Olía a corral, porque no paraban de charlar al lado de una tapia, la Gallina Caponata y el Caracol Perejil. No paraba de alucinar.

Y de pronto, todo se apagó, y un gran foco me descubrió una gran cortina roja y a los laterales gradas llenas de aquellos niños que fuimos.

No necesitaba mas pistas, sabía lo que iba a ocurrir, justo al otro lado de la estantería de mi habitación estaba de nuevo 30 años después con ellos.

Gaby, Fofó, Miliki y Fofito salían correteando a toda velocidad con esos zapatones y todos los niños nos dejábamos las manos aplaudiendo con los ojos como platos, tengo que reconocer que 30 años después volvía a estar ojiplático sobre todo por la experiencia que estaba volviendo a vivir.

Salí corriendo hacia la puerta del pasadizo secreto, por miedo a que mi hija me encontrara allí con mis recuerdos y escapé, volví a poner el libro de La Isla del Tesoro en su lugar y mi secreto desapareció.

Ella nunca me descubrió, pero estoy seguro que cuando tenga mi edad en algún momento se abrirá otro pasadizo color algodón rosa y allí le estarán esperando todos los recuerdos que ahora la están haciendo disfrutar.

Elige tu peli favorita de Quentin Tarantino


 

 

 

Mañana escribiré un post sobre mi relación cinéfila con Tarantino. Espero vuestros votos.